Spread the love

¿Podrás tener pelo otra vez pronto? Tal vez, gracias a los avances en los tratamientos de pérdida de cabello.

Si bien actualmente existen varias alternativas para poder “presentar” una cabellera, que va desde un peluquín hasta un sofisticado tratamiento para la calvicie, es cierto que lo mejor es llegar a la “raíz del problema” y solucionarlo desde ahí ¿cierto?

Hasta la fecha, ha habido una revolución importante en biología.

En donde los científicos se encuentran armados con nuevas y poderosas herramientas, quines a su vez están aprendiendo cómo leer los complejos lenguajes químicos del cuerpo, incluso el cómo acuñar nuevos tratamientos para la caída del cabello.

Al igual que la cura para el cáncer, esos nuevos tratamientos no están aún listos, pero ya están en camino.

En los últimos 5 a 7 años ha habido un boom en la comprensión de la pérdida de cabello, en donde los científicos han logrado grandes avances en el nivel de investigación básica.

Ahora la pregunta es cómo estos hallazgos se pueden convertir en beneficios clínicos, a lo cual se llevan incluso décadas.

El gran salto sería hacer crecer cabello nuevo en las cabezas calvas.

¿Por qué ciertos científicos se preocupan por una cura para la calvicie? La pérdida de cabello es extremadamente común, generalmente ocurre cuando el proceso normal de crecimiento del cabello se interrumpe y esto se ve en un enorme porcentaje de la población.

Entre las investigaciones hechas se ha encontrado que el folículo capilar es uno de los órganos más interesantes del cuerpo y tiene una característica inusual: es autoregenerante.

Los folículos pilosos viven justo debajo de la capa superior de la piel. Los tenemos por todo el cuerpo excepto, afortunadamente, en los labios, palmas y plantas.

En la base del folículo está el bulbo piloso, donde las células de la matriz crecen y se convierten en cabello.

Un poco más arriba, el folículo es la característica misteriosa llamada bulto. Ahí es donde viven las células madre foliculares.

Cuando obtienen el conjunto correcto de señales químicas, estas células autorrenovadoras se dividen.

No se dividen como células normales, en las que ambas mitades se convierten en células nuevas que se dividen y desarrollan. Solo la mitad de la célula madre del folículo lo hace. La otra mitad se convierte en una nueva célula madre y se queda para una futura regeneración.

Es aquí en donde el crecimiento del cabello atraviesa varias etapas distintas:

  • La fase de crecimiento del cabello. Una señal desconocida le dice a las células madre del folículo que hagan lo suyo. Luego, la parte permanente del folículo, la papila dérmica, da la señal de “ir” a las células de la matriz capilar. Esas células crecen y se pigmentan, creando un nuevo cabello. En un momento dado, el 90% de las células ciliadas se encuentran en esta etapa.
  • El nuevo eje del pelo empuja al viejo cabello muerto fuera de la piel. El viejo cabello se cae.
  • El nuevo cabello se extiende más allá de la superficie de la piel y sigue creciendo. El tallo del cabello madura por completo.
  • Los dos tercios inferiores del folículo se encoge y se destruye. La papila dérmica permanece unida al folículo en retroceso.
  • Telógeno. El folículo marchito descansa. Espera una señal diciéndole que comience todo de nuevo.

Por lo tanto, el perder cabello es parte de un ciclo normal de crecimiento y reemplazo. Los folículos capilares pasan por el ciclo de crecimiento y descanso de una manera no sincronizada.

Solo que a veces las cosas van mal y es cuando el cabello no se regenera. Cuando esto sucede, muchas personas entran en pánico buscando alternativas para poder reemplazar esa pérdida.

Y es aquí donde las soluciones que se presentan en Nuhair entran en acción, todo con la idea de aliviar ese dolor y estrés que deja la pérdida del cabello y con el objetivo de prevenir o ayudar a un recrecimiento del mismo.